NEMOTECNIA - EMBRIOLOGÍA DEL SISTEMA NERVIOSO

EMBRIOLOGÍA DEL SISTEMA NERVIOSO

El desarrollo del sistema nervioso comienza en la tercera semana de la gestación, con el ensanchamiento de una porción del ectodermo denominada placa neural que posteriormente originará al tubo neural 
Entre la tercera y la cuarta semana del desarrollo embrionario, la región anterior del tubo neural da lugar a tres áreas ensanchadas, las vesículas encefálicas primarias, que se designan según su posición relativa. Estas son: el prosencéfalo, o cerebro anterior; el mesencéfalo, o cerebro medio; y el rombencéfalo, o cerebro posterior. Durante la quinta semana de desarrollo comienzan a visualizarse las vesículas encefálicas secundarias. Del prosencéfalo, derivan dos vesículas denominadas telencéfalo y el diencéfalo. Lo mismo ocurre con el rombencéfalo, del cual surgen las vesículas conocidas como metencéfalo y mielencéfalo. La parte caudal del tubo neural será la futura médula espinal.
Finalmente, las vesículas encefálicas continúan su desarrollo del siguiente modo:
- A partir del telencéfalo, se forman los hemisferios cerebrales, que alojarán a los ventrículos laterales.  
- El diencéfalo forma el tálamo, el hipotálamo y el epitálamo.
- El mesencéfalo da origen al cerebro medio, que rodea al acueducto de Silvio.
- Del metencéfalo, surgen la protuberancia y el cerebelo; además, el metencéfalo contiene parte del cuarto ventrículo.
- Del mielencéfalo, se desarrollan el bulbo raquídeo y el resto del cuarto ventrículo.

En esta imagen les presento una nemotecnia para recordar la división de las vesículas primarias y secundarias:

 

Nemotecnia para las vesículas primarias:  "Pro-meto un ron”
Prosencéfalo, mesencéfalo, rombencéfalo

Nemotecnia para las vesículas secundarias: “Te di un mes para meter la miel”
Telencéfalo, diencéfalo, mesencéfalo, metencéfalo, mielencéfalo